Estrategia de precios para creativos

Interesante esta entrada de Jason Blumer en List Apart: Pricing Strategy for Creatives. Y me viene al pelo, porque justamente estoy terminando un taller donde hace poco hemos hablado de estas cosas.

1. Precio por el servicio, no por hora. Aunque es muy normal en las profesiones creativas cobrar por hora ¿por qué cobrar por hora?

  • a) Cuando se cobra por hora, la relación cliente-creativo comienza con intereses diametralmente opuestos.
  • b) La facturación por horas no tiene en cuenta los resultados para el cliente.
  • c) La facturación por horas no permite “ser creativo” en la facturación.

2. Ralentizar el proceso de venta. Se necesita tiempo para determinar las necesidades de un cliente antes de fijar los precios de los proyectos. Los clientes que tienen prisa son clientes con problemas. Disminuir la velocidad permite no sólo ser creativo en los precios, sino que también determinar lo que el cliente realmente necesita. Disminuir la velocidad ayuda al cliente a satisfacer sus necesidades.

3. Inyectar valor a la experiencia del cliente con el servicio. Tienes que cobrar más. Pero no se puede cobrar más por una mierda. Es un secreto poco conocido que se puede cobrar no sólo por el trabajo creativo, sino por la experiencia de los clientes durante todo el tiempo que dura la contratación y la realización del trabajo. En esencia, se pueden valorar cosas que no tienen nada que ver con el diseño, pero tienen mucho que ver con la experiencia del cliente durante todo el proceso de contratación de un proyecto.

Fija un procedimiento para tus nuevos clientes

  • Determina el propósito y las necesidades de tus clientes potenciales.
  • Investiga el resultado esperado. ¿Cómo saber cuando has terminado? ¿Es este el tipo de cliente que nunca estará satisfecho?
  • Lleva a cabo discusiones de valor. Discusiones para identificar lo que el cliente realmente valora y cómo se tomará el precio de las cosas. En esta parte  puedes indicar cómo deseas que el cliente interactúe contigo y averiguar cómo el cliente te permite interactuar. ¿Os gusta encontraros cara a cara o es una relación digital? ¿hay acuerdo? Estas discusiones influirán directamente en el precio.
  • Crea un compromiso. Aquí es donde se determina el precio, y ofreces tres opciones de precio a elegir por el cliente. Puedes incluir cosas en un paquete superior que el cliente no pidió porque no sabía que podían hacerse. Aquí es también donde solicitas firmar un acuerdo y donde se determina el primer pago por el trabajo.

Cambia el pensamiento, cobra lo que vales

Tus servicios son valiosos, y tu precio debe reflejar eso.

El precio es una disciplina que cualquiera puede aprender. ¡Empieza a practicar! Si a los clientes les cobras lo que vales los dos estareis contentos.

Anuncios

Un comentario

  1. […] En mi opinión, en lugar de quejarse, día sí día también, podrían poner intentar ser más creativos en su trabajo, en sus tarifas y en su negociación. […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: